lunes, 9 de febrero de 2009

HORA SANTA 12 Pasos para una Hora Santa


1. Alabanzas festivas al Señor.

Se exalta a nuestro Dios y Popurrí

2. Cantos varios al Señor.

Llena este lugar

3. Batalla espiritual. Leer Efesios 6.

“Hijos, obedezcan a sus padres pues esto es un deber: honra a tu padre y a tu madre. Es, además, el primer mandamiento que va acompañado de una promesa, para que seas feliz y goces de larga vida en la tierra. Y ustedes, padres, no sean pesados con sus hijos, sino más bien edúquenlos usando las correcciones y advertencias que pueda inspirar el Señor.
Siervos, obedezcan a sus patrones de este mundo con respeto y responsabilidad, con corazón sincero, como quien obedece a Cristo. No se fijen en si son vigilados o si ganarán consideración, pues ustedes son siervos de Cristo que hacen con gusto la voluntad de Dios. hagan su trabajo con empeño, por el Señor y no por los hombres, sabiendo que el Señor retribuirá a cada uno según el bien que haya hecho, sea siervo o sea libre.
Y ustedes, patrones, actúen con sus siervos de la misma manera y dejen a un lado las amenazas; tengan presente que ellos y ustedes tienen en el cielo un mismo Señor, y que ese no hace distinción de personas.
Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con su energía y su fuerza. Llevan con ustedes todas las armas de Dios para que puedan resistir las maniobras del diablo. Pues no nos estamos enfrentando a fuerzas humanas, sino a los poderes y autoridades que dirigen este mundo y sus fuerzas oscuras, los espíritus y fuerzas malas del mundo de arriba.
Por eso pónganse la armadura de Dios, para que el día malo puedan resistir y mantenerse en la fila valiéndose de todas sus armas.
Tomen la verdad como cinturón y la justicia como coraza; estén bien calzados, listos para propagar el evangelio de la paz. Tengan siempre en la mano el escudo de la fe y así podrán atajar las flechas incendiarias del demonio. Por último, usen el casco de la salvación y la espada del espíritu, o sea, la palabra de Dios.
Vivan orando y suplicando. Oren en todo tiempo según les inspire el espíritu. Velen en común y perseveren en sus oraciones sin desanimarse nunca, intercediendo a favor de todos los santos, sus hermanos.”


4. Momento de entrega. Abandono en el Amor del Señor. Leer Apocalipsis 3, 20.

“Mira que estoy a la puerta y llamo: si uno escucha mi voz y me abre, entraré en su casa y comeré con él y él conmigo.”

5. Invocación al Espíritu Santo.

Fluye en mí

6. Arrepentimiento. Disponer nuestro corazón.

Piensa en las veces que has ofendido a Dios, a tus hermanos, a tus semejantes, aún a ti mismo.

7. Perdón. Hacer un examen de conciencia. Leer Marcos 11, 25.

“Y cuando se pongan de pie para orar, si tienen algo contra alguien, perdónenlo...”

8. Reflexión sobre alguna cita bíblica. Mt. 11, 28.

“Vengan a mí los que van cansados llevando pesadas cargas, y yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy paciente y humilde de corazón, y sus almas encontrarán descanso. Pues mi yugo es suave y mi carga liviana.”

Llévame a ti

9. Oración en silencio. Escuchar a Dios.

Sanctus

10. Intercesión. Orar por la humanidad. Leer 1 Timoteo 2, 1.

“Ante todo recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos, sin distinción de personas; ...”

11. Peticiones. Orar por nuestras necesidades. Leer Hebreos 4, 16.

“Por lo tanto, acerquémonos con plena confianza al trono de la gracia, a fin de obtener misericordia y hallar la gracia del auxilio oportuno.”

Trono de gracia (Delante de ti)

12. Acción de Gracias. Es Dios quien nos da la vida, démosle gracias.

Te doy las gracias Señor